Durmiendo en BigKingo

BigKingo es nuestro Volvo V70. Lo bautizamos así porque es un coche grande -Big en inglés- y porque los Volvo son suecos como los vikingos. Un juego de palabras al que no pudimos resistirnos 😌. No recuerdo bien cuánto tiempo hace que la idea de poder llegar a dormir en BigKingo ronda nuestras mentes, aunque creo que siempre ha estado ahí, latente en el inconsciente desde incluso antes del momento de la compra. A finales del año 2017, ya sabíamos que para la primavera del 2018 (que al final fue verano) íbamos a intentar dormir en él. Teníamos únicamente dos objetivos que se cumplieron hace un par de meses: comprar un colchón plegable que se ajustara al largo de 1.80cm por el ancho de 1.15 y preparar las «cortinas» para cubrir las ventanillas.

Fue el fin de semana que visitamos la Playa de Vitoria, cuando pasamos la primera noche Camper en BigKingo. Durante todo el día veíamos caravanas, furgonetas, aparcadas aquí y allá, e íbamos barajando posibilidades, examinando sobre la marcha el terreno para buscar una buena ubicación. Novatos, nerviosos a la par que emocionados ante lo desconocido y lo nuevo 😄 Nuestra idea era buscar un lugar en los alrededores del Embalse, pero una vez llegamos al Parque Natural de Garaio lo vimos claro.

El parque cierra de las 23h a las 8h, pero como son numerosas las caravanas y campers que pasan el día en la zona, justo a la salida han creado un área de aparcamiento para pernoctar. Iba a ser así de fácil, jejeje, eso sí fuera no hay ningún servicio, así que lo suyo es apurar bien las horas, para poder usar los lavabos, aseos y duchas del interior del parque. Dar con este lugar para nuestra primera noche de coche-camper fue todo un acierto. 

BigKingo Camper

Así luce el interior del BigKingo 5*

Pasamos algo de frío porque como era agosto íbamos confiados en que haría calor y no llevamos mantas… pero frío a parte, dormimos bastante bien. Habíamos superado la primera noche y con ganas de muchas más ¡¡Yuhuuu!! 🎉

With BigKingo on the Road: Costa Vasca

Llevamos ya cuatro noches durmiendo en el camino: a pie de playa, en un área recreativa de montaña y en un mirador con vistas al mar. Euskadi (País Vasco) es un sitio con mucha cultura camper y allá dónde íbamos siempre había alguien con las misma idea que tú, lo que nos da cierta tranquilidad. Muchas zonas tienen fuentes, parrillas, mesas, parques infantiles… además, ahora en verano a pie de playa encuentras duchas y aseos – aunque no negaré que algún pipí silvestre ha tocado hacer 😆 – así que se facilita mucho la vida nómada ¡pero aseadita!.

En estos momentos casi todo lo que encontramos son PROS. Poder dormir en cualquier lado te da mucha libertad para cambiar de lugar y disfrutar de los sitios apurando a tope las horas. Hemos sentido la Naturaleza mucho más cerca. Tenemos que perfilar aún algún detalle logístico, adentrarnos más en el mundillo Camper, pero estos días nos hemos apañado bastante bien y hemos dormido muy agustito 😊. Llevamos siempre una garrafa de agua, una bolsa de picnic llena de comida y otra con bebida, y un set básico de cubiertos y platos ¿Qué más se necesita?.

 

Digiprove sealCopyright protected by Digiprove © 2021